Safari a Canadá, cinco animales más emblemáticos

Safari a Canadá, cinco animales más emblemáticos

Posted in Canada Visa

Admitámoslo, no es el Serengeti, rara vez hace sol y de hecho, es muy posible que si nos descuidamos muramos congelados en un glaciar. Sin embargo, la idea de lanzarnos a la aventura a través de la tundra canadiense puede ser incluso más desafiante que la de adentrarnos en las sábanas africanas.  

En este artículo te voy a presentar a cinco animales que probablemente te cruzarás en el camino que emprendas a través de la inmensidad del territorio canadiense. Algunos son viejos conocidos tuyos y probablemente no te sorprendan, otros sin embargo, te resultarán novedosos y querrás verlos cara a cara.

No obstante, si ya estás pensando en asumir los costes de hacer un viaje internacional y conocer el segundo país más grande del mundo, te recomiendo que antes sopeses tu situación migratoria, porque si bien el pueblo canadiense es hospitalario y muy solidario con sus visitantes, sus leyes fronterizas son sumamente estrictas y si llegas a cometer un error es posible que te veten de por vida la entrada en su territorio.

Atención con los documentos

Antes de salir a cazar pokémon o tu safari ártico a Canadá, asegúrate de que tu pasaporte fue expedido en uno de los países parte del programa de exención de visa por parte del gobierno canadiense. Si es así, solo tendrás que tramitar tu autorización de viaje electrónica, cubrir el formulario ETA, y una vez hayas recibido tu ETA visa, proseguir con tus planes.

No podrás aplicar a  ETA Canadá, si tu país no está exento de visado. En ese caso con toda seguridad tendrás que acudir a la representación diplomática canadiense en tu ciudad y seguir un proceso completamente diferente. Los únicos países hispanohablantes para los que aplica este requisito abreviado son México, España, Andorra y Chile, sin embargo, cualquier residente permanente de los Estados Unidos, también puede aplicar al proceso.

Los cinco animales emblemáticos de Canadá

1) El rey de los glaciares canadienses es el oso blanco: Era obvio que el gran oso blanco o polar iba a ser el primero del conteo, no obstante, lo que quizás no sepas es que además de habitar los bosques del norte de Quebec, Manitoba, Terranova y Labrador, e incluso en Ontario, también es posible encontrarlos en las monedas de dos dólares. Ten en cuenta que un encuentro cercano con este animal raras veces termina bien.

2) Presta atención a la gigantesca beluga: No es casualidad que la morfología de este gigantesco cetáceo haya inspirado a Airbus en el diseño de uno de sus aviones más grandes, no obstante, más allá de eso, se trata de uno de los mamíferos más grandes del planeta y sólo habita en las aguas heladas de Canadá y Rusia. De hecho, se hacen visitas guiadas a sus zonas de pesca para observarlas en su hábitat natural.

3) Todo parece ser grande en Canadá, el alce no es la excepción: Se trata de la especie de ciervo más grande de todo el mundo y habita en los bosques del norte del país, es un animal tan representativo de la cultura local que incluso hay un helado con su nombre el ‘Moose tracks’. No obstante, en este momento la especie pelea contra la extinción a la que fue llevada por la caza furtiva y el cambio climático.

4) Mitad roedor, mitad ingeniero: No hay una criatura tan laboriosa en todo el mundo, el castor canadiense es famoso por las enormes presas de agua que construye y por la utilidad de su piel y carne. Aunque la talabartería no es un renglón económico importante en este momento, como lo fue en el siglo XIX, el gorro de castor es parte del imaginario colectivo canadiense.

5) Un fraile con mucho colorido: El frailecillo es una bella ave que combina una gama muy rica de colores, cuyo hábito distintivo es anidar siempre en el mismo lugar, año tras año. Así bien, aunque pasan gran parte de sus vidas merodeando en alta mar y pescando, siempre regresan al mismo acantilado. Un comportamiento muy similar al que tienen los salmones.  

Ya tienes identificadas cinco de las especies animales más emblemáticas del país. Solo te falta salir en su encuentro, te deseo una buena expedición en los bosques canadienses, recuerda tener tu documentación en orden y viajar siempre acompañado por un guía especializado.

ARRIBA