Razones por las que no debes dejar de visitar el Parque Nacional Riding Mountain

Posted in viajar en canada, visa canada, visado Canada

Los Parques Nacionales de Canadá son conocidos a nivel mundial por su extraordinaria belleza natural. Es posible decir que cada uno cuenta con paisajes sorprendentes, donde podemos apreciar los rasgos más identificativos de la nación norteamericana. Muestra de ello es el Parque Nacional Riding Mountain. Reconocido por proteger tres ecosistemas dentro de sus límites, representa el hogar de una gran diversidad de seres vivos constituyendo un tesoro invaluable para la fauna canadiense.

El Parque Nacional Riding Mountain es un sitio ideal para disfrutar del contacto directo con la naturaleza. En especial, los amantes de los deportes de aventura encontrarán aquí el espacio idóneo para practicarlos. Si aún no te has decidido a incluirlo en tu lista de viajes, te invito a que continúes leyendo nuestro artículo. Te mostraremos más de un motivo que te convencerán de hacerlo.

Disfruta del contacto directo con la naturaleza en un lugar de belleza extraordinaria

Una de las principales razones por las que deberías visitar el Parque Nacional Riding Mountain es por no perder la oportunidad de ser testigo de uno de los escenarios naturales más hermosos de Canadá. Si bien es cierto que alrededor del mundo existen lugares de magníficos paisajes, también hay que señalar que ninguno se compara al presentado por Riding Mountain.

Ubicado en la localidad de Wasagaming, en Manitoba, durante una visita a sus instalaciones es posible acercarse a tres ecosistemas diferentes, como explicamos al inicio. En sus más de 2 000 km2 de área protegida encontrarás pastizales, tierras altas boreales y bosques caducifolios orientales. Esto contribuye a que tengamos acceso igualmente a una fauna silvestre muy diversa. Entre los animales más fáciles de observar se encuentran lobos, alces, castores, linces, aproximadamente 233 especies de aves y osos negros. De hecho, en el Parque Nacional Riding Mountain habita la mayor población de osos negros de América del Norte.

Diviértete practicando deporte de aventura en un entorno incomparable

Como comentábamos al inicio del artículo, los amantes de los deportes de aventura disfrutarán al máximo su estancia en el parque. Tendrán a su disposición más de 250 millas de senderos para conocer cada rincón del lugar andando, en bici o montando a caballo.

Por otro lado, si prefieres las actividades acuáticas, también podrás disfrutar de deportes como la pesca en alguno de sus numerosos ríos y lagos. En especial, Clear Lake es uno de los lugares más populares para nadar, navegar en kayak o hacer esquí acuático. En sus alrededores encontrarás todos los servicios necesarios para una estancia inolvidable. Tendrás acceso a baños, duchas y vestuarios si lo precisas.

Un paraíso también en invierno

¿Prefieres las vacaciones de invierno? pues también puedes disfrutar de tu tiempo libre en el Parque Nacional Riding Mountain durante los meses más fríos. Sin duda no te vas a aburrir ya que tendrás a tu disposición numerosas ofertas de entretenimiento. Una de las más demandadas por los visitantes es la práctica de esquí de fondo. El parque cuenta con docenas de kilómetros de senderos perfectamente acondicionados que podrás recorrer de este modo.

Por otro lado, si te gustan las raquetas de nieve, tendrás a tu disposición numerosos senderos marcados para este propósito y, además, podrás caminar por sitios que son inaccesibles durante el verano. Sin dudas, es una estupenda manera de disfrutar al máximo los encantos del parque. Asimismo, los amantes del patinaje sobre hielo contarán con rutas y pistas al aire libre para practicar.

Deslúmbrate bajo el cielo de Manitoba

Tanto los principiantes en cuestiones de acampadas como quienes tienen más experiencia en ello, encontrarán deslumbrante el cielo que cubre el parque durante las noches. Al tratarse de una reserva natural, también se presta especial atención a los niveles de contaminación lumínica, procurándose bastante bajos. Por ello te animamos a pasar una noche bajo las estrellas. ¡Te garantizamos que acudirás a un espectáculo incomparable!

Acceso a numerosos eventos culturales

A todas las razones que hemos presentado para no perderse una visita al Parque Nacional Riding Mountain debemos agregar que sirve como sede para numerosos eventos culturales durante todo el año. Sin importar la época en que decidas poner rumbo al parque, encontrarás numerosas actividades que amenizarán tu estancia. Desde festivales de cine hasta conciertos al aire libre pasando por talleres de fotografía o clases de arte descubrirás divertidas opciones que puedes disfrutar en familia o de manera independiente.

Desde aquí te animamos a que no pierdas la oportunidad de conocer tan maravilloso lugar. Y si, en definitiva, decides poner rumbo a Riding Mountain para tus próximas vacaciones, no olvides tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Una de nuestras principales recomendaciones es que seas respetuoso con las regulaciones de visita a las instalaciones. Para ello, te animamos a consultarlas antes del viaje.
  • No olvides tu basura en el parque. Lo mejor será que la lleves contigo al marcharte.
  • Si te encuentras con algún animal dentro del parque, también debes ser respetuoso con su espacio.
  • Por muy tentador que parezca, no debes llevarte ningún recuerdo del parque. Cada cosa que veas tiene una función dentro de su ecosistema.
  • Por último, siempre es aconsejable acercarse a los centros de atención al visitante. Es el sitio perfecto para actualizar cualquier información.
ARRIBA