Quizás no lo sabías, pero Canadá es el patio trasero de Hollywood

Si los productores norteamericanos están buscando una locación que les ofrezca el mismo paisaje urbanístico que Nueva York o Chicago, generalmente recurren a Canadá, es posible que no lo supieras, pero de hecho, la mayoría de las veces en las que una invasión extraterrestre o un súper villano amenaza con destruir la tierra no visita los Estados Unidos, visita Canadá.

Así que presta mucha atención al listado que estoy a punto de compartir contigo, porque si tienes un ojo atento es probable que logres incluso identificar algunos hitos arquitectónicos que te orienten un poco. Te presentamos el listado de películas que se rodaron en Canadá y que no sospechabas que hubieran sido filmadas allá.

Antes de que te aventures a buscar a Hulk en las calles de Toronto, asegúrate de tener eso sí todos los documentos al día. Los canadienses son muy tolerantes con los turistas, pero odian la llegada de visitantes indocumentados a sus fronteras.

Atención con los documentos

Si tu país está exento de visado canadiense, solo tendrás que tramitar tu autorización de viaje electrónica, llenar el formulario ETA, y una vez hayas recibido tu ETA visa, proseguir con tus planes. En realidad se trata de un trámite casi automático que no debería tomarte demasiado tiempo.

Sin embargo, si tu país no está exento de visado, el procedimiento ETA Canadá no te incluye y tendrás que pedir una cita en la embajada canadiense y seguir un procedimiento completamente diferente. Si tu lengua materna es el español, quizás te interese saber que sólo México, España, Andorra y Chile, están exentos de visado canadiense, no obstante cualquiera con una Green Card también puede solicitar este procedimiento.

Los monumentos más impresionantes de Canadá

1) Chicago (2002): No podría ser más paradójico que una película que lleva el nombre de una ciudad, haya sido filmada justamente en otra. Pues bien, aunque Chicago se filmó en gran parte en la ciudad de los vientos, este excelente musical debió recurrir a Toronto como sede de la producción y de muchas de sus locaciones para ahorrar en gastos. Así es, Chicago queda en realidad en Canadá.

2) El increíble Hulk (2005):  No, eso que ves en la pantalla no es Nueva York siendo destruido por el monstruo verde lleno de furia, eso que ves es la bella ciudad de Toronto recibiendo un turista norteamericano fuera de control. Si bien la acción de este filme transcurre en Nueva York, la mayoría de las escenas se grabó en el Toronto Eaton Center, el Financial District y la Universidad de Toronto.

3) El hombre duplicado (2013): Aunque probablemente a José Saramago no le habría gustado lo que hicieron con su libro, hay varias escenas aéreas de la película donde puede verse con claridad la Gardiner Expressway, así como las Torres Absolute World. De hecho algunas tomas también incluyen áreas extensas de la Universidad de Toronto. No es la mejor adaptación cinematográfica, pero no está mal para un fin de semana.

4) ¿Será qué? (2013): Protagonizada por Daniel Radcliffe, (quien se hiciera famoso por Harry Potter), es una comedia romántica clásica que cuenta la historia de un estudiante de medicina atormentado por su vida amorosa. En general la trama transcurre en Toronto y es posible ver la Torre CB, el College Street, el Queen Street así como el barrio chino de la ciudad canadiense.  

5) Supernatural (2005): La serie nos miente, los protagonistas no están cruzando los Estados Unidos, de hecho, están cazando brujas en la Columbia Británica durante todo el tiempo. La mayoría de las escenas urbanas se grabaron en la ciudad de Vancouver, y si prestas atención es posible que reconozcas algunos de sus hitos arquitectónicos más importantes. Que no te distraiga el argumento poco consistente, ni la belleza de las protagonistas.

Abre bien los ojos la próxima vez que vayas al cine, es probable que en realidad te encuentres frente al destino de tus próximas vacaciones y aún no lo sepas. Prepárate para una aventura inolvidable en el segundo país más extenso del mundo, te aseguro que aunque no llegues a reconocer una sola calle de Toronto durante tu maratón de Marvel, una vez estés en Canadá, no querrás irte jamás.

ARRIBA