Poutine

Te vamos a enseñar a preparar el plato más distintivo de la gastronomía canadiense

Posted in Canada Visa

Una de las mejores maneras de conocer cualquier país del mundo es su gastronomía. Si bien es cierto que los canadienses no gozan de la misma reputación de algunos de sus ancestros culturales; los franceses, tampoco tienen tan mala reputación como los británicos, con quienes también comparten raíces. Es complicada la historia de Canadá, sin embargo, su cocina nos puede decir mucho de quienes son como sociedad.

Es por eso que allí, en medio del vasto territorio del segundo país más grande del planeta, nació un plato conocido como ‘poutine’, una reivindicación de la identidad local en medio de la influencia de tres de las potencias culturales más fuertes del hemisferio occidental: Inglaterra, Francia y los Estados Unidos. Si estás de visita en el país no dudes en probarlo, si estás en casa y echas de menos su sabor, aquí te enseñamos a prepararlo.

No quiero preparar poutine en casa, quiero probar la original

Bueno, esta también es una posibilidad, sin embargo, antes de que te emociones con la idea de visitar Canadá, vamos a resolver tu situación migratoria. Depende el lugar del mundo donde hayas nacido, será más o menos complicado entrar en el país. Sin embargo, si tu país tiene un acuerdo de exención de visado, podrás aplicar a la visa ETA Canadá, un procedimiento que requerirá nada más que llenes el formulario ETA, y aguardes a la expedición de tu autorización digital de viaje.

Así es, no tendrás ni siquiera que visitar el consulado, de hecho, la mayoría de los viajeros que solicitan la ETA visa la obtienen muy rápidamente. Ten siempre en mente que si ya estás en posesión de una ETA visa de un viaje anterior, su antigüedad no debe superar los dos años, en cuyo caso deberás renovarla.

Vamos a preparar poutine en casa

Para los que jamás la han probado, vamos a dar una definición rápida del platillo para que se vayan haciendo una idea de los ingredientes que tendrán que comprar; la poutine consiste básicamente en un plato de papas fritas bañadas con requesón y una salsa preparada con mantequilla, cebollas y caldo de carne, pero puede tener otros ingredientes.

Lo que tendremos que conseguir en el mercado si queremos cocinar una cantidad suficiente para entre cuatro y seis comensales:

2 kilos patatas comunes
4 cucharadas de mantequilla sin sal
¼ de taza de harina
1 cebolleta picada
1 diente de ajo picado
4 tazas de caldo de carne de res
2 cucharadas de ketchup
1 cucharada de vinagre de manzana
1 cucharada de pimienta entera
½ cucharadita de salsa inglesa Worcestershire
2 tazas de requesón
Sal y pimienta al gusto
Aceite

Un procedimiento muy sencillo
Lo primero que tienes que hacer es cortar las papas de tal forma que no queden demasiado gruesas para facilitar tanto la cocción como la absorción de los sabores a los que estarán expuestas, debes primero ponerlas en un tazón con agua fría y ponerlas en la nevera por un periodo de 2 horas.

Simultáneamente vamos a poner cuatro cucharadas de mantequilla sin sal en una cacerola y calentarla a temperatura media-alta, después añadiremos la harina a la mantequilla, agregaremos ¼ de taza de harina a la mantequilla y la vamos a revolver hasta que no haya grumos.

Lo anterior debería tomarnos aproximadamente dos minutos, apenas esté listo agregamos el ajo y la cebolleta, no hará falta más que un diente de ajo picado y una cebolleta picada para que la mezcla quede balanceada, una vez añadidos, cuécelos por otros dos minutos, hasta que la textura sea suave.

Es entonces que tendrás que adicionar el caldo, la salsa de tomate, la salsa inglesa, la pimienta entera, la sal y la pimienta a la mezcla, mucho cuidado con las cantidades, de esto dependerá el éxito de nuestra receta. Vierte cuatro tazas de caldo de carne, dos cucharadas de salsa de tomate, ½ cucharadita de salsa inglesa, una cucharada de pimienta entera, sal y pimienta al gusto a la mezcla, después mezcla por 5 minutos.

Lo único que resta es freír las papas en aceite, servirlas en un plato hondo y verter la salsa que preparamos anteriormente. Esta es la manera en que se prepara la tradicional poutine canadiense. Los pasos y los ingredientes varían de restaurante en restaurante y de casa en casa, pero creo que ya tienes una buena idea de cómo proceder.

ARRIBA