Eta Canadá

Conoce a Steve Nash, una de las glorias del deporte canadiense

Posted in Permiso Eta

Si bien, Canadá no es un país reconocido por la enorme cantidad de deportistas que exporta en diferentes disciplinas, a lo largo de su historia ha sido la cuna de personalidades que han dejado su huella en distintos deportes, además de, casi siempre, tener buenas presentaciones en los Juegos Olímpicos.

La persona de la que hablaremos en este artículo se trata, precisamente, de uno de esos símbolos que han hecho historia en su deporte, más específicamente, en el baloncesto, aunque también ha reconocido ser un ferviente aficionado del fútbol en reiteradas ocasiones.

Sí, estamos hablando de Steve Nash, ese espectacular base que maravilló por más de 19 temporadas a los seguidores de la NBA de todo el mundo, con actuaciones que lo llevaron a recibir diversos galardones a lo largo de su carrera, incluyendo dos premios al Jugador Más Valioso de la temporada.

Sin embargo, antes de hacer un breve repaso por la carrera de Steve Nash, debemos recordarte que para visitar Canadá tienes que contar con tu visa ETA Canadá, un requisito obligatorio de ingreso que le permite a las autoridades canadienses revisar el perfil de sus probables visitantes extranjeros y filtrar la admisión de los mismos para garantizar la seguridad del país.

A través de nuestro servicio podrás iniciar los trámites de tu Canadá ETA, en el que ofrecemos un trato 100% confiable y seguro para tus datos personales.

Ahora sí, entrando en materia, Steve Nash nació el 7 de febrero de 1974 en la ciudad de Johannesburgo, Sudáfrica. Sin embargo, sus padres decidieron mudarse a Canadá cuando no había cumplido ni siquiera dos años de edad, particularmente, a la ciudad de Regina, para luego terminar desembarcando en Victoria, huyendo del apartheid.

Por otro lado, la mamá de Steve es galesa y su padre inglés, por lo que posee también la nacionalidad británica, además de la canadiense, que fue la que decidió representar deportivamente, al ser el país en el que creció y vivió los primeros años de su vida.

En cuanto al baloncesto, Nash destacó en este deporte desde sus estancias en la escuela secundaria, teniendo un increíble promedio estadístico de 21 puntos, 11 asistencias y 9 rebotes por partido, lo que se traduce a “casi” un triple doble por cada vez que saltaba al tabloncillo.

Luego, apoyado en su enorme talento, Nash decidió probar suerte en los Estados Unidos y terminó jugando en la Universidad de Santa Clara, participando así en la NCAA, torneo de baloncesto universitario de dicho país y logrando ser el líder histórico en asistencias del equipo, entre otros reconocimientos, lo que llevó a la Universidad a retirar su dorsal en 2006.

Seguidamente, los primeros pasos en la NBA del jugador de ETA Canadá fueron con el uniforme de los Phoenix Suns, equipo en el que jugó sus dos primeras temporadas (1996-1998) sin gozar de la plena confianza del cuerpo técnico, por lo que fue traspasado a los Dallas Mavericks.

Fue en Dallas, con ayuda del alemán Dirk Nowitzki, el lugar en el que Nash empezó a convertirse en la estrella que se haría un nombre en el firmamento de la liga, convirtiéndose en pieza clave del equipo y titular indiscutible con el paso de las campañas.

En el año 2004, tras discrepancias con la directiva, sucede su regreso a Phoenix, equipo en el que daría sus mejores exhibiciones por ocho temporadas más, logrando llevar a los Suns a las Finales de Conferencia en su primer año, ganando el premio al Jugador Más Valioso de la temporada, convirtiéndose en el primer canadiense en lograrlo.

La temporada siguiente, Nash seguiría con sus magníficos números en cuanto a puntos, asistencias y tiros de tres, logrando repetir como MVP del año y cayendo nuevamente en Finales de Conferencia, siendo además el bastión de la selección de Canadá ETA en las competencias internacionales.

Nash mantuvo su nivel hasta el año 2012, año en el que abandona a los Suns para unirse a los Lakers de Kobe Bryant. Desafortunadamente, este sería el inicio del fin para el canadiense, pues se vio plagado de lesiones y en 2015, decidió retirarse del baloncesto.

Debido a sus actuaciones, Steve Nash es considerado ídolo en ETA Canadá y uno de los iconos más importantes del deporte del país.

 

ARRIBA